LIFESTYLE,  VIAJES

Sobrevive un mes de viaje con una mochila

Tiempo de lectura: lo que tardas en comerte un gelatto en Roma en pleno verano 🍦☀️

Hace unos años, después de hacer el Camino de Santiago, viajando con una simple mochila y con lo estrictamente necesario a cuestas, me di cuenta de lo cómodo que era viajar ligera de equipaje. Y, desde entonces, no he vuelto a utilizar maleta.

Además, después de hacer mi última mudanza, descubrí el minimalismo. En uno de los tropecientos viajes para trasladar mis cosas a la nueva casa pensé: “cuántos trastos inservibles puede llegar a acumular una persona en pocos años” y empecé a leer sobre el minimalismo y sobre el método KonMari. Me gustaron ambas filosofías, así que las fusioné y ahora intento poseer únicamente aquello que me hace feliz, sin “porsiacasos” y solo aquello que necesite.

En este último viaje he estado en tres países con climas diferentes y fui con una mochila llena de lo necesario (para mí). Para los viajes de un mes puedes llevarte lo mismo que te llevarías para una semana y hacer coladas en tus destinos. Puede parecer un rollo, pero ir a hacer la colada también es una experiencia.

Día de colada en Roma y nos encontramos con la Basilica di Santa Maria Maggiore

La última mochila que compré es la que más me gusta de todas las que he tenido. Me encanta su diseño con diferentes compartimentos: en los laterales, en la parte frontal, el compartimento acolchado para el portátil y el de la parte inferior para poner la ropa sucia u otro par de zapatos para que el resto de ropa no se ensucie. Tiene 26-28 litros de capacidad.

De momento, en ninguna compañía aérea me han puesto pegas para subirla y eso que es un pelín más grande de lo que algunas permiten, pero shhhhh, no digas nada. 😉

En el viaje fuimos a Sofía, Plovdiv y Pleven (Bulgaria), donde el tiempo era fresco e iba a llover varios días. Después íbamos a Atenas y Roma, donde las temperaturas iban a subir muchísimo. El viaje terminaría en España, donde seguramente acabaríamos estrenando el verano en el mar, así que íbamos a necesitar de todo un poco: chaquetas de primavera, camisas de manga larga, de manga corta, de tirantes, pantalones largos, cortos, algún vestido, bikini, chanclas y deportivos. Madre mía, ¿cómo va a caber todo eso en una sola mochila? ¡Pues cupo y hasta me traje algún souvenir! 😛

Qué llevé en la mochila para un mes de viaje:

ROPATRABAJO
2 chaquetas
1 camisa de manga larga
1 sudadera
1 jersey
1 vestido
2 pantalones largos
1 pantalón corto
4 camisetas de manga corta
2 camisetas de tirantes
1 bikini
1 deportivos
1 chanclas
8 pares de calcetines
7 bragas
2 sujetadores
1 pijama corto
Portátil
Cargador del portátil
Ratón
Móvil
Trípode
Cargador del móvil
Batería externa móvil
Agenda
Bolígrafo

ASEOOTROS
Neceser con:
Crema hidratante facial
Tónico facial
Crema limpiadora
Crema de manos
Acondicionador bifásico
Champú
Pinzas de depilar
Horquillas
Goma del pelo
Crema solar facial
Lápiz de ojos
Sacapuntas
Corrector de ojeras
Cepillo de dientes
Pasta de dientes
Cacao
Cortauñas
2 bolsas de tela
(para hacer la compra)
1 mochila pequeña
Cartera
Mi peluchito Pere
Pañuelos de papel
Gafas de sol
Pasaporte
Kit para la regla:
– Copa menstrual
– Vaso para esterilizar la copa
– 3 compresas
Minibotiquín:
– Tiritas
– Ibuprofeno
– Tiras de sutura
– Relajante muscular
– Tiritas para ampollas

Viéndolo así me parece muchísimo. ¿Qué te parece? ¿Te hubieras llevado más cosas o menos? Yo creo que hubiera podido llevarme menos. Lo utilicé todo excepto un par de calcetines, las horquillas y las cosas del botiquín. De acuerdo, a Pere tampoco lo utilizo, pero me hace gracia cuando lo veo.

Pere y mi tenedor en la mochila

Las ventajas que le veo a viajar con mochila:

  • Si hay que pasar por calles empedradas, es más cómodo llevar la mochila a la espalda que ir arrastrando imposiblemente una maleta.
  • Subir escaleras es más cómodo.
  • Tiene muchos compartimentos y así es más fácil tener controladas tus cosas.
  • Si hay que correr para coger el autobús, tienes más posibilidades si vas con tu mochila que arrastrando una maleta.
  • Para las personas altas es difícil encontrar una maleta con una asa tan larga como para no tener que ir agachados.
  • Al tener que cargar con ella y tener un espacio tan reducido, te piensas muy bien las cosas que te vas a llevar.

Y a ti, ¿te gusta viajar con mochila o eres más de maleta?

2 Comments

  • Alberto

    Hola Sonia!
    Muy buen projecto el iniciarte con este blog 🙂

    Mucho ánimo con la constancia… que es lo más valioso hoy en día para posicionar y mantenerte arriba (yo no es algo que lleve demasiado bien 🙁 jajaj

    Saludos!

    • Sonja Kerze

      ¡Hola, Alberto! Muchas gracias por pasarte y dejar un comentario. Tienes toda la razón, la constancia es una de las cosas difíciles de mantener, pero ¡venga, que podemos! 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *